Lo que pasa con los hombres es que, pese al hecho de que aman los orgasmos, lo que más les agrada es ver que sus compañeros estén satisfechos con su rendimiento. Esto es tanto algo bueno como algo malo. La razón por la cual es malo es por el hecho de que ocurre una suerte de privación sensorial intencional. En el momento en que un hombre se retiene debido al deseo de ver a su dama venir primero, el sexo se transforma más en una batalla que en la experiencia mutuamente satisfactoria que habría de ser. Explícale frecuentemente por qué razón lo tiene crudo contigo o bien de qué forma tendría más posibilidades si hiciese tal o bien como cosa. Una de sus contestaciones más habituales es: Gracias, pero no te he pedido tu opinión, ante lo que tu puedes contestar con algo como: Haces bien, dejando sobrentendido con el tono que hace bien porque no le gustaría oírla. En ocasiones, puede que la contestación sea más agresiva, del tipo: Gracias, mas no te he pedido tu opinión. Cuando la quiera, ya te la pediré conque, ¿por qué no te callas entre tanto?, y en estos casos puedes rematar la faena con comentarios del tipo: Disculpa, pero solo para proseguir con un ataque a traición: entiendo que alguien en tu situación esté en especial susceptible. La estimulación de la piel y de los órganos genitales, entre aquéllos que se halla el clítoris, llevarán consigo una activación de los receptores sensoriales, conectados a nervios y que llegan al cerebro. La activación de estos receptores va a acarrear consigo la producción; esencialmente de una hormona llamada oxitocina a nivel del cerebro (producida por una glándula llamada el hipotálamo y segregada por la hipófisis, 2 glándulas endocrinas). La oxitocina tiene un efecto de excitación, entre otras muchas zonas, de los pezones y de los músculos del perineo. Cuanto más los acaricias, más genera oxitocina lo que lleva consigo una más grande sensibilización de las percepciones sensoriales. Tenemos, de este modo, un círculo virtuoso… Cuanto más acariciamos a nuestra pareja, más sensible se muestra.

Cerrar despacio el abanico: sí

Si tienes a un manitas en casa puedes considerarte agraciada, aunque en ocasiones esté más concentrado en el bricolaje que en las relaciones íntimas. Cuando él esté trabajando, acércate de forma seductora y también irreprimible y pregúntale si puedes interrumpirle un instante., El material fetiche número uno es el cuero. El cuero es la piel de un animal hecho en un material suave y sexy. En el momento en que una mujer está adornada con cuero, envía mensajes sicológicos y subliminales al hombre sumiso. Contiene un significado animal, en tanto que el cazador tradicional es ahora el cazado. Cuando una mujer emplea cuero y disciplina a un hombre, representa a la mujer conquistando y dominando al hombre. Otros atuendos fetiche comunes están compuestos de látex o bien PVC. A los hombres les encanta el aspecto de un material negro y refulgente que cubre las curvas sexy de la manera femenina. El cuero asimismo es bastante favorecedor para la manera femenina que no es la forma perfecta. Una mujer más grande se ve sensual y poderosa cuando está adornada en cuero. La fantasía sexual es un aspecto admitido del sexo porque aumenta la emoción. Las fantasías en el sexo usual son, en verdad, una enorme ayuda, mas quizás sea atinado decir que generalmente tenemos sexo con nuestra psique, no con nuestro cuerpo. Sin duda estamos utilizando nuestros cuerpos, pero no comprendemos verdaderamente la manera en que están diseñados para funcionar. La fantasía es un producto directo de los poderes mentales de la imaginación, y nuestros cuerpos se ven obligados a cumplir y satisfacer las demandas de nuestras psiques insaciables. Como un ejemplo para mostrar cómo el sexo y la psique están conectados, recordamos a una amiga que nos dijo que había sufrido una lesión en la inferior de su columna vertebral. Esta alteración causó entumecimiento y falta de sensibilidad en los genitales durante un periodo de múltiples meses. no podía sentir nada en sus órganos sexuales. Sin embargo, ella sintió un deseo extremo de tener sexo a lo largo de este tiempo. Por último, se vio obligada a darse cuenta de que la fuente de su sexualidad estaba en su mente, no en su cuerpo.

En mis besos hallarás el licor con el que siempre quisiste embriagarte

Los humanos precisamos una ruta de salida de todos aquellos pensamientos que pasan por nuestra psique, llamado emociones. Las emociones humanas son las que gobiernan el mundo y las que establecen el destino de la civilización. La gente se ve influenciada en sus acciones no por la razón, sino por los sentimientos. Por tanto, son las emociones, y no la razón fría, las que edifican el rumbo de nuestra vida. Como no podía ser de otra manera la vagina es muy coqueta y presumida, y le agrada mucho ir de compras. Bragas, tanguitas, pantis, todo lo que tenga que ver con ella, ponerse y quitarse, con transparencias, con puntillas, de satén, de algodón, flexibles, de nailon, de fibras, muy afinadas de ingles, cómodas hasta el ombligo… todo es bueno con tal de ser el centro de atención. Y estar pon y quita, quita y pon, como le agrada…

Todo cuanto necesitas para iniciar es una correa y un collar, y posiblemente ya tengas el collar si has elegido que sea el símbolo de su esclavitud. Si el collar de esclavo que has escogido es un collar de cuero, tal vez desees elegir un collar de cadena para él (¡ten cuidado con él!) Si ser tu can es su fantasía o bien la tuya. Si alguna vez has tenido un perro, te será simple aceptar este rol. Piensa y recuerda lo que tu can solía hacer solo y asimismo de qué manera jugaste con él y lo disciplinaste. (Lógicamente, jamás golpeas a un perro de veras con un periódico enrollado. Me reservo ese castigo particular para los perros humanos). Si alguna vez ha tenido un cánido, va a ser simple para él aceptar el papel asimismo. En cambio, la mujer está desarrollada para entregarse corporal y exteriormente al hombre, liberándose de temores y prejuicios, confiando su entrega a fin de que la tome el que sea digno, por el hecho de que únicamente con esta confianza es como puede aprender a lograr más de un orgasmo antes que el hombre. Pero una mujer que no se entrega, no ama y es natural que no alcance absolutamente sus metas personales y biológicamente tiene contrariedades para conseguir el clímax sexual.

Reformación martin luther 14831546

En el momento en que nos enamoramos, entramos en un estado perturbado de la conciencia. De ahí que no debemos tomar decisiones trascendentales para nuestra vida, como es el matrimonio. Estamos poseídos por una fuerza que se apodera de nosotros. Cuando pasa la luna de miel, esa burbuja se revienta, puesto que hemos basado la felicidad, en ilusiones, sueños y deseos pasajeros. La mujer debe acostarse en la cama con las piernas colgando del borde. debe mover su trasero hacia adelante hasta el momento en que también esté justo fuera del borde. El hombre debe arrodillarse frente a ella y penetrar. La mujer puede empujar cara arriba con los dedos de los pies y arquear la espalda. El hombre puede entonces mantener su trasero y empujar. Tener vuestras noches sagradas. Esta es de mis estrategias preferidas. Una noche mínimo por semana por poner un ejemplo todos todos los viernes salir vosotros dos solos sin pequeños. Podéis ir a cenar a algún restorán chulo, al cine, a un spa, a dar un camino cogidos de la mano mientras coméis un delicioso helado, etc. Y mínimo cada 3 meses hacer un viaje junto, solos, sin niños. Son injustos pues están preconcebidos en función de la experiencia, en unas condiciones determinadas de un acto o bien hecho específicamente, con lo que su aplicabilidad siguiente debería estar dirigida, única y únicamente, a la ejemplificación y no dirigida a marcar las pautas de ningún proceso futuro. Envíele una nota a su amante diciéndole sobre la habitación especial en su casa dedicada al placer. En ella, hay una cama de terciopelo y mantas de piel sintética. Tu amante está convidado a pasar unas horas en este cielo sensual, contigo como la amante del placer erótico.