Todas mis amigas chateaban por la noche y al día siguiente comentaban entre ellas lo que habían charlado en el chat y me quedaba descolgada. Con lo que apenas me puse Internet en casa lo primero que hice fue bajarme el ICQ para poder chatear. Al principio, cuando empecé, buscaba gente ignota, de Argentina pero ignota. No me gustó mucho. Me interesaba chatear con hombres y los hombres siempre y en todo momento te quieren levantar, tienen otra pretensión y la verdad que yo lo único que quería era que me contasen cosas de sus vidas. Me ponía a hablar un tiempo con un muchacho y a los pocos días me preguntaba: ¿y en qué momento nos juntamos para tomar algo? y sabía que sus pretensiones eran bien diferentes. Cuando aclaraba que chateaba solo para conocer gente los modelos siempre y en todo momento me afirmaban yo tenía otros planes con vos o cosas por el estilo. Hasta ahí llegábamos. Nunca conocí personalmente a absolutamente nadie del chat. Me lo propusieron muy frecuentemente pero siempre y en todo momento me dio miedo aceptar. Tengo muchos conocidos que vivieron situaciones desagradables con gente que conocieron en el chat, aunque asimismo conozco ciertas chicas que se pusieron de novias a partir del chat. La hermana de mi novio, por servirnos de un ejemplo, está saliendo hace 6 meses con un chaval con el que estuvo chateando ya antes a lo largo de 3 meses. A mí me da miedo. Realmente no me interesa hacer nuevos amigos. Tal vez el chat sirva para alguien que esté interesado en hacer nuevos amigos. Yo no confío. No le hago caso a los mensajes que me llegan. Chateo con mis amigas nada más que para divertirme Tiene más de veinte años, vive en Buenos Aires, estudió derecho en una universidad privada, trabaja de empleada en una tienda de ropa, es desenvuelta, mira mucha televisión, sale a bailar los fines de semana. Vive con temor. La verdadera dicha se alcanza al Querer. Esa felicidad es la alegría que expresa quien sabe Amar. La dicha no está en la riqueza material que posees, sino en la riqueza espiritual. Luego, no es cuánto tienes, sino más bien de qué manera eres. Su papel en la capacitación del hueso femenino es siempre motivo de polémica, especialmente por el hecho de que su administración exógena no logra restituir la densidad ósea. Sin embargo, la falta de la hormona prácticamente siempre y en toda circunstancia desencadena osteopenia y osteoporosis, lo mismo que su minoración. Los chinos y los japoneses encuadernaron el cuero fino cerca de todo el pene, o bien su base, y los nipones prefirieron los tubos calados colocados sobre todo el conjunto: en todos y cada caso, la presión en la base más el desbaste del eje y el área púbica crean el efecto. Los modelos modernos generalmente vienen en caucho o bien plástico y se ajustan cerca de la base del eje; ciertos tienen un cosquilleo del clítoris para complementar el hueso púbico del hombre, o bien extensiones para estimular los testículos, el perineo o el ano. Puede agregar vibración, con o sin control a distancia.

En las técnicas de penetración se resaltan los movimientos a los lados

Regularme a las parejas nuevas se les ve muy fogosos, derraman miel, al grado que afirmamos parecen muéganos, es decir, se la pasan pegados el uno al otro, y no sólo por el hecho de que desean estar juntos, sino más bien pues se besan, se abrazan, se tocan, son muy expresivos con las caricias que no esconden. Espera, Debra, tu marido no tiene nada que ver, que sepa, conmigo y contigo. Frank lo arregló. Sabía que yo era gay y me dijo que los 2 podíamos controlarte. Aproveché la ocasión. Eres una mujer bella y poder tenerte a mi completa disposición. Pero, pero está comenzando a asustarme. De ahí que me voy y por eso tenía que charlar contigo ya antes de esta noche. Morales deterministas escritas por la ciencia o bien por la mano de el blog, cuando la verdadera moral del sexo es muy sencilla: Gozar y hacer gozar, sin hacer daño ni a ti ni a nadie: hete aquí, creo, toda la moral, como dejó por escrito Nicolás de Chamfort. Exactamente el mismo que dijo que cualquiera que haya destruido un prejuicio, un solo prejuicio, es un bienhechor del género humano. Pero lo primero es imposible sin lo segundo. No vamos a hacer el bien si al otro lo han convencido de que le hacemos el mal. Nosotras somos diferentes, el complemento de los hombres; ha llegado el tiempo de reencontrarnos en unidad con ellos al encontrarnos a nosotras mismas y combatir con amor no con guerra. No somos iguales, nunca lo seremos, físicamente somos diferentes, somos complemento, somos hombres y mujeres, una unidad, una totalidad con el firmamento. El nombre de esta postura para trío es bastante ilustrativo. Como en un sándwich, en esta postura hay una persona que queda entre las otras 2. Si la mujer está entre 2 hombres, puede ser penetrada doblemente, anal y vaginalmente. Esta postura es bastante frecuente en toda película porno en la que aparezca una escena de un trío. ¿De qué forma se efectúa? Un hombre se tumba en cama, boca arriba. Sobre él se coloca la mujer, boca abajo, a fin de que el hombre la penetre vaginalmente. Una vez los dos así va a deber intervenir el segundo hombre, que procederá a penetrar a la mujer analmente. Pues ya lo sabeis, amigos, las pollas tienen memoria USB, pero por poco tiempo, no creais que son listísimas, en una semana se les ha olvidado como son esos coños y vuelta a comenzar, como si fuera un coño nuevo. Eso es lo bueno que tienen, que tienen memoria de pez. Han existido siempre y en todo momento las llamadas mujeres open mind, aquellas que han desarrollado algo que por naturaleza teníamos solamente los hombres o en su mayoría; lo han hecho de su naturaleza. Esta clase de mujeres ha evolucionado respecto a su sexualidad a tal punto de llegar a intimar sexualmente sin sentir ni tan siquiera una pizca de sentimientos con la persona que está intimando; es más, inclusive sin conocerlo. Esta clase de mujeres no implican ningún sentimiento por de ellas en cada acto sexual que tengan. Procuran solo la satisfacción de un orgasmo con algún género de físico agradable ante sus ojos. Pueden intimar con uno y con otro una y mil veces sin tener ningún problema ética ni con los demás ni para con ellas. Aun lo hacen incluso teniendo una pareja estable a su lado, aún con hijos de por medio. Han aprendido a separar muy bien las cosas. El macho alfa de ellas, el que tienen por relación estable no es más que un macho beta, un proveedor; el macho alfa auténtico está en las afueras. Planean estrategias en grupo o de forma individual para tener aventurillas ocasionales y los esposos o bien novios estén en casa confiados en que solo están charlando con las amigas.